Proyecto “Recuperación de los medios de vida en las familias afectadas por las lluvias
en la comunidad de Circa”

Comunidad de Circa

De agosto del 2010 a marzo del 2011, los pobladores de 6 comunidades del distrito de Circa han participado en el proyecto “Recuperación de los medios de vida en las familias afectadas por las lluvias en la comunidad de Circa”, ejecutado por Cáritas del Perú en coordinación con Cáritas Abancay y financiado por Madre Coraje, el Ayuntamiento de Pamplona y el Ayuntamiento de Málaga.

Circa, es un pequeño distrito de la provincia de Abancay, cuya población está dedicada en su mayoría al cultivo del maíz, uno de sus productos tradicionales; también se dedica a la crianza de animales menores como los cuyes, gallinas, entre otros.

El 2009, esta comunidad sufrió los embates de las intensas lluvias que ocasionaron la destrucción de viviendas, daños en cultivos y muertes de animales, viéndose afectados sus medios y condiciones de vida.

Este proyecto ha culminado  logrando la participación de 215 familias y si bien nació por la necesidad de recuperar los medios de vida de la población, ha dejado en la comunidad la conciencia de los peligros a los que están expuestos, sus causas, las capacidades con las que cuentan para reducir los riesgos y para hacer frente a una probable situación de emergencia, reconociéndose como actores protagónicos en este proceso y no como sujetos pasivos.

En este sentido, la participación de las autoridades comunales y de la municipalidad han sido vitales, siendo ellos los principales animadores; mientras que las mujeres han motivado constantemente la colaboración de las familias en las tareas que se han realizado.

Comunidad de CircaUn ejemplo de ello ha sido la reforestación de las zonas más vulnerables a inundaciones, con 33,000 plantones de pino, como lo señala uno de los pobladores, “hemos cargado los plantones de pino hasta lo alto del monte, a veces en plena lluvia. Pero esto servirá para la protección de nuestras viviendas y además es una inversión para nuestros pequeños hijos, ya que el pino es una madera muy cotizada en esta zona”, de esta forma han otorgado a la reforestación un doble valor.

Otro componente del proyecto ha sido la instalación de bio huertos familiares con semillas de mayor resistencia a las condiciones climáticas de la zona, lo que permitirá que los sembríos no sean tan afectados por las bajas temperaturas. Los pobladores han mejorado sus capacidades en el cultivo de hortalizas, ahora conocen las bondades del uso de determinadas semillas y como se procede en su cultivo, teniendo las mujeres un activo rol, como lo señala una de las pobladoras “ahora ya sabemos distinguir entre la variedad Munay Angélica y Munay Carmen, yo le he enseñado a mi esposo”.

Finalmente, la promoción de la gestión local de riesgos de desastres es una tarea en la cual Cáritas del Perú se encuentra firmemente comprometida y a la que venimos dedicando nuestro esfuerzo y en la cual la organización Madre Coraje es uno de nuestros mejores aliados.

Escrito por: Vilma Lovón Bates
Coordinadora de Proyectos