En memoria de Mons. Óscar Cantuarias Pastor (1931 - 2011)

Mons. Óscar Cantuarias PastorMonseñor Óscar Cantuarias Pastor, nació en la provincia de Ascope (La Libertad), el 13 de mayo de 1931, y a la edad de 24 años fue ordenado sacerdote por la Arquidiócesis del Lima el 17 de diciembre de 1955, tras realizar sus estudios en el Seminario de Santo Toribio de Mogrovejo.

Después de tres años, fue incorporado a la Diócesis de Huacho y en 1973 el Papa Pablo VI lo ordenó como Obispo de Tacna y Moquegua, para luego llegar a Piura en 1981, en donde permaneció hasta el año 2006 dejando el cargo episcopal, tras alcanzar el límite de edad (75 años).

Pastor que dejó huella

Mons. Cantuarias llegó a Piura el 9 de setiembre de 1981, tras haber realizado una importante labor pastoral como Obispo de Tacna y Moquegua.

Su espíritu luchador lo enfrentó en 1983 a las autoridades nacionales mientras alentó a la población para superar las devastadoras consecuencias del fenómeno de El Niño, sacando adelante iniciativas que ayudarían a superar las emergencias, presidiendo el Frente de Defensa que buscaría soluciones para mitigar la situación en que se encontraba Piura, junto a otros representantes de la sociedad civil.

También orientó su trabajo a la defensa del agro, sobre todo en las localidades de San Lorenzo y Tambogrande, donde en algún momento tomó relevancia el tema de la actividad minera; pero respaldó al pueblo cuando optó por la actividad tradicional, también mostró preocupación por el Proyecto de Irrigación e Hidronergético del Alto Piura, animando a seguir trabajando para que este se concrete, según lo recuerda monseñor Daniel Turley, Obispo de la Diócesis de Chulucanas.

Otro de sus importantes logros fueron las gestiones realizadas para la distribución del canon para que este no solo sea destinado a las universidades públicas sino también a las regiones con actividades petroleras.

Es innumerable el apoyo de Mons. Canturias Pastor hacia los piuranos, donde también se resalta su labor con los adolescentes para alejarlos del pandillaje, así como con los lustrabotas por quienes también luchó y en algunas ocasiones los dotó de implementos para sus labores que les permiten tener un ingreso económico en sus familias.

Mons. CantuariasTodo ello sumado a las misas diarias que realizó hasta el último día como Arzobispo de Piura, las cuales de forma dominical se realizaban en la parroquia Guadalupe, donde manifestó críticas alturadas hacia las autoridades, siempre en defensa de su comunidad.

El último adiós

Tras la noticia del llamado a la Casa del Padre de Mons. Cantuarias, ocurrido el 7 de noviembre, comunicado por el actual Arzobispo de Piura, Mons. José Eguren, centenares de personas expresaron su tristeza por la pérdida de un hombre que entregó gran parte de su vida a Piura (25 años).

Sus restos fueron velados en la Basílica Catedral cuyo féretro color marrón estuvo ubicado delante del altar mayor y reposó en el suelo sobre una alfombra color guinda con flores, hasta donde llegaron diversas personas y autoridades locales para expresar sus condolencias.

El 10 de noviembre, se ofició al mediodía la misa de cuerpo presente para luego ser conducido al cementerio San Miguel Arcángel acompañado de familiares, autoridades y centenares de pobladores quienes le expresaban entre aplausos y lágrimas la frase "descansa en paz, Monseñor Óscar Cantuarias Pastor".

Escrito por: Karla Auza
Imagen Institucional