Cáritas del Perú en el camino del desarrollo humano integral

50º Encuentro Nacional Red Cáritas En enero de 2011, Cáritas del Perú presentó ante la Asamblea de Obispos Asociados su Plan Estratégico 2011 -2020 para su aprobación; en dicho documento se define la misión y visión institucional, así como los principios guía que marcarán su trabajo en los próximos años. En el plan aprobado se definieron también los siete Ejes Estratégicos que orientan los programas y proyectos que nuestra Red Nacional desarrolla en beneficio de las poblaciones más vulnerables del país. Los ejes estratégicos priorizados por la Red nacional de Cáritas son: (1) Dignidad de la persona humana y desarrollo social integral; (2) Desarrollo económico productivo, promoción de trabajo digno y asociatividad; (3) Gestión de riesgos, atención de emergencias y reconstrucción; (4) Promoción de la responsabilidad social y del voluntariado; (5) Gobernabilidad y construcción de ciudadanía; (6) Gestión integral del medio ambiente; y (7) Fortalecimiento y desarrollo institucional de la red.

Dentro de ese marco estratégico, durante el año 2011, Cáritas del Perú en coordinación con la Red de Cáritas Diocesanas intervino a nivel nacional apoyando a cerca de 300,000 familias mediante la ejecución de un presupuesto cercano a los S/. 30 millones. Se implementó 46 proyectos de desarrollo humano integral que involucraron a más de 80,000 familias con una inversión de S/. 27 millones. El Programa de medicamentos y botiquines atendió a 1,116 personas mediante el suministro de equipo biomecánico, medicinas y operaciones a niños, con una inversión de US$ 466,317. El Programa de Asistencia y Obras Sociales apoyó a 203 instituciones que atendieron en diversas modalidades a más de 200,000 personas, el monto de la ayuda está valorizada en US$ 1’111,562. Finalmente mediante el Programa de Atención a Emergencias se benefició a cerca de 5,800 familias con ayuda humanitaria y rehabilitación temprana valorizada en US$ 91,074.

La base de nuestro trabajo es la promoción del desarrollo humano integral, poniendo siempre en el centro de nuestras intervenciones a la persona humana en su integralidad, en su dimensión tanto personal como comunitaria, la cual al ser creada a imagen y semejanza de Dios debe ser tratada con dignidad y respeto. Esta visión integral nos lleva a diseñar nuestras intervenciones buscando la participación activa de los hombres y mujeres de las comunidades con las que trabajamos, asegurando procesos de promoción y desarrollo participativos y concertados.

Este nuevo año, Caritas del Perú encuentra el desafío de continuar construyendo mejores oportunidades de desarrollo para las personas, con criterios de eficiencia y sostenibilidad, pero a la vez mostrando a través de su trabajo el rostro misericordioso de Dios en medio de los pobres.

Jorge Lafosse Quintana
Secretario General