Cáritas Cusco, en coordinación con directivos comunales y la Municipalidad distrital de Zurite ejecutan trabajos para la reubicación progresiva de la comunidad de Yanama en Cusco

Cáritas CuscoNo existen desastres naturales, pero si desastres causados por eventos naturales. Sin embargo, para que estos eventos produzcan desastres, es necesario que existan elementos expuestos al peligro y que no pueden resistir a la acción del mismo; esos elementos los pone la sociedad y se llaman “condiciones de vulnerabilidad”. Por tanto, las inundaciones y huaycos que sufrió el distrito de Zurite ubicado en la región Cusco es el resultado de la combinación de un evento natural y las condiciones de vulnerabilidad.

En el año 2010, la Comunidad de Yanama del Distrito de Zurite en la región Cusco fue azotada por fuertes lluvias entre los meses de enero a marzo, esto trajo como consecuencia el desborde del río Pitumayo afectando las viviendas y campos de cultivos de las familias campesinas. En respuesta a ello,  Cáritas Cusco en coordinación con Cáritas del Perú y con apoyo de Cáritas Española, impulsaron el Proyecto “Reconstruyendo las condiciones de vida de las familias afectadas por las lluvias en el distrito de Zurite”; para atender las necesidades de la población afectada con el fin de restablecer las actividades económicas y sociales.

Cáritas Cusco En ese contexto, de forma participativa las familias más afectadas y con menores recursos de la comunidad de Yanama vienen construyendo 30 módulos de vivienda en albañilería confinada, que les brinden mayor seguridad y confort térmico para lo cual la comunidad ha donado un terreno, el mismo que permite la ubicación de 138 familias de un área de 185 m2 por familia; esto con la finalidad de reubicar progresivamente a la población de la comunidad de Yanama y así reducir los daños ante eventuales inundaciones.

La participación de la comunidad y de la Municipalidad en el proceso constructivo vienen siendo el pilar de la intervención que permitirá que esta Comunidad se traslade progresivamente a una zona segura y con mayores potenciales de desarrollo.

Escrito por: Álvaro Sani Pillco
Cáritas Cusco