Cáritas del Perú, 58 años al servicio de las poblaciones más vulnerables

“La Cáritas es la caricia de la Iglesia a su pueblo. Es el amor de la Madre Iglesia que se acerca, acaricia, ama "
Su Santidad  Francisco


Caritas del Perú Cáritas del Perú, brazo social de la Iglesia Católica, cumplió 58 años brindando bienestar a través de sus programas y proyectos de desarrollo humano integral a las poblaciones más pobres y alejadas del país,  junto a su Red de 48 Cáritas Diocesanas distribuidas en los 24 departamentos del Perú.

Cáritas del Perú orienta su trabajo a través de siete Ejes Estratégicos que son: (1) Dignidad de la persona humana y desarrollo social integral; (2) Desarrollo económico productivo, promoción de trabajo digno y asociatividad; (3) Gestión de riesgos, atención de emergencias y reconstrucción; (4) Promoción de la responsabilidad social y del voluntariado; (5) Gobernabilidad y construcción de ciudadanía; (6) Gestión integral del medio ambiente; y (7) Fortalecimiento y desarrollo institucional de la red.

Actualmente en lo que va del año, venimos ejecutando 40 proyectos con un presupuesto total programado de 23 millones de soles, lo que está permitiendo  beneficiar a 70,000 familias peruanas. Estos proyectos  son financiados por empresas, fundaciones, fondos contravalores, Cáritas hermanas e instituciones públicas y privadas.

Entre nuestros principales logros se encuentran las cadenas productivas y derivados lácteos, los cuales han tenido incidencia en la mejora del nivel socio-económico de las familias campesinas pobres que viven en las zonas altoandinas del Perú.

"Hemos mejorado la calidad de vida de las familias campesinas con la siembra de alfalfa dormante para la alimentación del ganado, lo que ha permitido que aumenten su producción de leche y puedan transformarla en derivados lácteos de buena calidad que hoy se comercializan en el mercado nacional”, explica Jorge Lafosse, Secretario General de Cáritas del Perú.

En salud contamos con la estrategia de las Educadoras Comunales en Nutrición, las cuales contribuyeron a la reducción efectiva de la desnutrición crónica infantil y la anemia, además se aportó en los procesos de educación para el cambio de comportamiento de las madres y sus familias.

Se afianzó los modelos de intervención en educación inclusiva, orientados a fomentar el acceso de niños con discapacidad a la educación básica regular. Mientras que en reconstrucción integral se culminó de manera exitosa la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto en Ica en el año 2007.

La base de nuestro trabajo es la promoción del desarrollo humano integral, poniendo siempre en el centro de nuestras intervenciones a la persona humana en su integralidad, en su dimensión  personal  y comunitaria, la cual al ser creada a imagen y semejanza de Dios debe ser tratada con dignidad y respeto. Esta visión integral nos lleva a diseñar nuestras intervenciones buscando la participación activa de los hombres y mujeres de las comunidades con las que trabajamos, asegurando procesos de promoción y desarrollo participativos y concertados.

Este nuevo año, Cáritas del Perú encuentra el desafío de continuar construyendo mejores oportunidades de desarrollo para las personas, con criterios de eficiencia y sostenibilidad, pero a la vez mostrando a través de su trabajo el rostro misericordioso de Dios en medio de los pobres.

Escrito por: Karla Auza
Responsable de la Unidad de Imagen Institucional
Cáritas del Perú