Cáritas del Perú y su participación en el desarrollo de los cereales andinos

Planta de procesamiento de cereal

Los cultivos emblemáticos de la Sierra del Perú son los cereales andinos, representan para los agricultores el 90% de su actividad agrícola y sus bajos rendimientos contribuyen a que en dichas zonas la pobreza llegue a valores significativamente altos.

Cáritas del Perú, al ver la importancia de este cultivo y su incidencia en el ingreso de los agricultores decidió participar para mejorar los rendimientos de este cultivo e incrementar significativamente los ingresos de los agricultores, para lograr este objetivo. Cáritas formuló proyectos y obtuvo recursos para la compra de semillas, insumos, asistencia técnica en Huancayo, Huancavelica, Ayacucho y Cajamarca con recursos facilitados por el FIP y Fondoempleo; esto permitió lograr grandes resultados en la parte productiva, la que se incrementó en tres veces la línea de base, es decir de 800Kg/ha hasta 3000Kg/ha.

Este aumento en la producción fue muy importante para los productores, trajo algunos problemas en la comercialización sobre todo en el cultivo de la cebada que había tenido los mejores rendimientos pero presentaba dificultades para su inserción en el mercado; esta situación nos obligó a realizar estudios para buscar una alternativa para la comercialización, concluyéndose que había que procesar los productos en harinas lo que permitía venderse como tal o elaborar mezclas fortificadas, es así que se podía ingresar al mercado no sólo con productos naturales sino con productos de mayor valor agregado, que es mucho más diversificado y facilita su inserción en los mercados.

Planta de procesamiento de cereal Para conseguir la infraestructura, maquinaria y equipos necesarios para la transformación de los productos, Cáritas formuló los estudios y obtuvo financiamiento para la implementación de cuatro plantas: en Ayacucho, Acostambo (Huancavelica), Jauja (Huancayo-Junín) y Cajamarca, todas estas plantas son administradas por agricultores que son a su vez propietarios de las mismas. Estas empresas producen diferentes productos como: morón, harinas, mezclas fortificadas, etc. que son colocadas en los diferentes mercados.

Las empresas creadas, si bien es cierto que están trabajando, necesitan que los socios se sigan capacitando en actividades empresariales y de negocios para que puedan administrarlas eficientemente.

Los cereales andinos son cultivos que se desarrollan en las zonas más altas del país donde existen los mayores índices de pobreza, por eso el apoyar el desarrollo de este cultivo se está atacando directamente a la pobreza.

Escrito por: Juan Pío Silva Castañeda
Gerente de Desarrollo Económico Productivo
Cáritas del Perú