David Fischman Escrito por: Álvaro Quito Ticona
Comunicador en Imagen Institucional de Cáritas Puno


Comunidades de Puno son beneficiadas con la instalación de alfalfa dormante

Mapa de riesgoCáritas Puno, a través del proyecto “Incremento de Piso Forrajero y Fortalecimiento de Capacidades en el Manejo de Cultivo de Alfalfa”,  culminó la campaña agrícola 2013 – 2014, relacionada a  la instalación de alfalfa en comunidades rurales del ámbito de la Diócesis de Puno.

La instalación de pastos cultivados se efectuó en los distritos de Cabana, Caracoto, Tirapata, Santiago de Pupuja, Muñani, Arapa, Achaya, San José, San Antonio de Putina, entre otros municipios con quienes se suscribió convenios de cooperación interinstitucional.

Como parte de esta etapa se realizó talleres de capacitación para el cultivo de alfalfa, donde participaron  autoridades, líderes comunales, promotores y productores de las mencionadas localidades.

Los temas que se abordaron en los talleres fueron: las técnicas para un buen establecimiento del cultivo, elección de terreno, épocas de siembra, uso de semilla de calidad y manejo de alfalfares.

En la presente campaña se logró instalar alrededor de 1100 hectáreas y los productores continúan con las ansias de mejorar la alimentación del ganado vacuno, indicó el Ing. Néstor Cuellar Condori, responsable de la Dirección Económico Productivo de Cáritas Puno.

Para esta campaña se ha instalado alfalfa dormante de la variedad W 350, que posee un crecimiento importante en cuanto a áreas instaladas por un periodo de 10 años, comprobándose  su  eficiente adaptación a las condiciones climáticas del altiplano.

Además la producción de este cultivo  por corte en materia verde supera las 20 toneladas pudiendo llegar hasta 50 Tn/Ha con un buen manejo, lo que hace plausible su aceptación y preferencia por parte de los productores rurales.

Alfalfas dormantesLa idea es contagiar este tipo de iniciativas a los gobiernos del ámbito local y regional, a fin de mejorar las condiciones de vida de la población rural y de esta manera aliviar los niveles de pobreza existente.

Este cultivo ha tenido un crecimiento importante en cuanto a áreas instaladas desde hace 10 años, periodo en que se ha comprobado la eficiente adaptación del cultivo de la alfalfa específicamente de la variedad W 350, a las condiciones del clima del altiplano, explicó Cuellar Condori.

Por su parte Luís Chambi, participante del proyecto de Cáritas Puno, declaró que el acompañamiento técnico fue importante, pues permitió conocer más sobre el cultivo y manejo de la alfalfa y lo que anhelan es incrementar el piso forrajero para mejorar la alimentación del ganado vacuno en sus comunidades.

“De un tiempo a esta parte hemos mejorado el piso forrajero que contribuye en la alimentación de nuestro ganado, estamos contentos por la ayuda que brinda Cáritas y por incentivar la cooperación entre instituciones como la municipalidad y de esta forma garantizar un trabajo conjunto”, declaró  Juan Ticona Mayta, otro participante del proyecto.

En los últimos años se ha masificado el cultivo de alfalfa en los distintos distritos del altiplano gracias al interés de apoyo y cooperación interinstitucional con los gobiernos locales y el esfuerzo de los propios productores agropecuarios en mejorar la disponibilidad de alimento para la ganadería para las épocas de escasez de alimentos.