David Fischman





Escrito por: Mercy Huaroto Landeo
Asistente de Imagen Institucional de Cáritas del Perú


Francisco, el Papa comunicador de la Iglesia

Papa Francisco Jorge Mario Bergoglio se ha convertido en el primer Papa latinoamericano en asumir el Pontificado. Valiente, humilde y sincero. Francisco ha emprendido una cruzada para  continuar con la labor de la Iglesia Católica en la vorágine de los tiempos modernos. Y lo está consiguiendo.

Durante su última participación en la 48ª Jornada Mundial de las Comunicaciones  Sociales, Francisco resaltó  la importancia del avance de las comunicaciones y su potencialidad para acercarnos hacia el prójimo.  El Papa reconoció la facilidad que ahora tenemos  para acercarnos los unos a los otros, pero también advirtió de los peligros que implica el aislamiento  que a veces produce la tecnología.

Que el Papa resalte la importancia de la comunicación no es casual. Francisco se ha diferenciado de sus predecesores por su creciente, y bien asesorada, presencia en Internet y por difundir sus mensajes a través de las redes sociales. Si bien fue Benedicto XVI quien creo la primera cuenta de Twitter del Vaticano, fue Francisco quien logró manejar con gran destreza la comunicación en las redes sociales.

Pero no es solo su mayor presencia en el mundo digital lo que le ha sumado la simpatía del mundo hacia su Pontificado, sino todas las señales que se ha esforzado en comunicar desde que se convirtió en Papa. Su primer gesto fue elegir el nombre Francisco,  que reivindica a Francisco de Asís, el austero santo de los pobres,  en una primera señal de lo que sería su constante preocupación al frente de la Iglesia: los pobres del mundo.

Respecto a su labor pastoral frente a la Iglesia, las cifras son claras. El Papa ya cuenta con más de 11 millones de seguidores en Twitter. En un reciente sondeo sobre su labor al frente de la Iglesia, el 97 % de los católicos de Argentina la calificó como buena, cifra similar al 91% de brasileños. El año 2013,  fue elegido la personalidad del año por la revista Time. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lo ha elogiado, y hasta la revista Rolling Stone le ha dedicado una portada.

Inmerso en la sencillez, Francisco ha elegido el camino de la humildad. Durante sus giras por Latinoamérica, donde asisten millones de personas, no ha dudado en defender a los pobres y criticar a esa minoría de ricos que manejan el planeta. Las multitudes eufóricas, lo aplauden. Mientras los sacerdotes presencian con sorpresa el regreso de los católicos a las iglesias.