David Fischman Escrito por: Ing. Jorge Lafosse Quintana
Secretario General de Cáritas del Perú

 

Cáritas del Perú comprometido con el desarrollo integral de las poblaciones más pobres del Perú

Cáritas del Perú viene trabajando desde hace 58 años en la promoción del Desarrollo Humano Integral de las poblaciones más pobres, excluídas y alejadas de nuestro país, a través de la ejecución de programas y proyectos en las áreas de salud y nutrición, agua y saneamiento, educación y desarrollo económico productivo, entre otras. Debemos dar gracias a Dios porque el 2013 significó un año de avances significativos en nuestra misión  de anunciar el Evangelio de la Vida desde el compromiso por impulsar el desarrollo en las comunidades urbano-marginales y rurales.

En el 2013 nuestra organización ejecutó un total de 45 proyectos a nivel nacional con una inversión de 18.5 millones de nuevos soles, beneficiando con ellos a más de 30 mil familias que lograron mejorar de forma considerable sus condiciones de vida.
Para lograr este resultado Cáritas del Perú y la Red de 48 Cáritas Diocesanas, ubicadas en todo el país trabajaron en forma articulada con diversas entidades nacionales e internacionales, públicas y privadas, que financiaron estas iniciativas y confiaron en nuestra organización para  ejecutarlos.

Implementamos diversos proyectos de desarrollo, comprometiéndo tanto a las propias comunidades beneficiarias como a las autoridades locales y regionales, así como al sector privado, con el fin de atender las necesidades más apremiantes de la población rural y urbano marginal que vive en situación de pobreza.

* Ejecutamos proyectos de salud y nutrición con especial énfasis en la atención de niños y madres gestantes, en las regiones Ancash, Huancavelica, Ica, Junín, La Libertad y Moquegua atendiendo a más de 2,000 familias, reduciendo la desnutrición y anemia infantil, mejorando sus viviendas y las condiciones de seguridad alimentaria.

* Hemos contribuido a mejorar la calidad educativa de los sectores menos favorecidos e impulsado la inserción laboral y educativa de niños y adolescentes con discapacidad en Arequipa, Ayacucho, Huancavelica, La Libertad, Moquegua y Tacna, trabajando con cerca de 4,000 familias.

En el ámbito productivo, continuamos trabajando por impulsar actividades económicas que permitan a las familias participantes y a las comunidades organizadas desarrollar actividades autosostenibles, que les generen una fuente de ingresos propios. Con este fin, capacitamos constantemente a los agricultores y les brindamos las herramientas necesarias para que desarrollen sus capacidades y competencias. Dentro de las cadenas productivas apoyadas podemos mencionar:

* Producción lechera y derivados lacteos en las regiones Ancash, Ayacucho, Huancavelica, Pasco y Puno, apoyando a cerca de 5,300 productores.

* Producción de frutales, leguminosas, papas nativas y otros, en las regiones Ancash, Huanuco, Ica, Junín y Lambayeque, trabajando con más de 2,300 productores.

Respecto a los riesgos y desastres que afronta nuestro país, nuestra organización trabajó durante el año 2013 diversos proyectos de prevención y sensibilización a la población para realizar prácticas que ayuden a mitigar el impacto de las emergencias y desastres causados por fenómenos naturales. Por ello, hemos ejecutado proyectos que buscan reducir los riesgos en las comunidades a través de: mejoramiento de la habitabilidad y seguridad de las viviendas, seguridad alimentaria, salud familiar en prevención y atención,  y gestión local y comunal de riesgos. Estas intervenciones se han realizado en las regiones de Apurimac, Arequipa, Cusco, Loreto y Puno, beneficiando a más de 4,600 familias.

De la misma manera, seguimos trabajando en la articulacion  y fortalecimiento de la Red de Cáritas a nivel nacional para dar una respuesta efectiva y oportuna ante las familias y comunidades afectadas por desastres naturales. En los diversos proyectos ejecutados en todo el país se ha apoyado a más de 8,600 familias.

En el caso de proyectos orientados a la gestión integral del medio ambiente mediante acciones que permitan generar beneficios a la población a traves del manejo sostenible del medio ambiente y de los bienes de la creación, podemos mencionar intervenciones en Ancash y Tumbes que han beneficiado a más de 2,600 familias.

En forma simultánea a los proyectos de desarrollo que implementamos, también ejecutamos Programas de Ayuda Humanitaria, desde la atención a obras sociales que desarrolla la Iglesia en todo el Perú, y asistencia a grupos vulnerables mediante medicamentos y equipo biomédico. Con estos programas logramos apoyar a más de 161,000 personas distribuyendo materiales diversos valorizados en más de US$ 1.2 millones.

Nuestras intervenciones en todo el país, apoyadas por empresas privadas e instituciones públicas, nacionales y extranjeras, ejecutadas en forma articulada y coordinada con los gobiernos locales y regionales, reafirman nuestro compromiso de seguir contribuyendo a la construcción de un Perú más solidario, justo y fraterno.