Federico Arnillas





Escrito por: Amelia Ramos T.
Cáritas Chosica

 

El hambre en el mundo

“La Iglesia debe salir de sí misma. ¿Adónde? Hacia las periferias existenciales, cualesquiera que sean. Pero salir. Jesús nos dice: “Id por todo el mundo. Id. Predicad. Dad testimonio del Evangelio” (cf. Mc 16, 15). . . . En esta “salida” es importante ir al encuentro; esta palabra para mí es muy importante: el encuentro con los demás. ¿Por qué? Porque la fe es un encuentro con Jesús, y nosotros debemos hacer lo mismo que hace Jesús: encontrar a los demás. . . . “
Papa Francisco (18 de mayo de 2013) .

Y es con este pedido de nuestro querido Papa Francisco, es que quiero centrarme en hablar sobre el tema alimentario el “Hambre en el mundo”.

Actualmente contamos con mucha información, de diversas fuentes, con datos estadísticos de instituciones  muy confiables, como la FAO, el PNUD, INEI, etc. La FAO nos dice que 20 países han logrado cumplir con la primera meta de los objetivos del Milenio que es reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen de hambre, meta establecida al 2015 y que entre estos países se encuentra el Perú. Que alegría y se me viene a la mente la frase: “Si se puede”, podemos soñar y visionar un Perú con poblaciones vulnerables que aseguren su seguridad alimentaria , gracias a políticas de estado adecuadas,  que promuevan una alimentación saludable,  una atención oportuna de calidad y con calidez a nuestras madres gestantes. Que nuestros niños y niñas ingieran los alimentos adecuados y acordes a su edad que les permita desarrollarse en todos los aspectos tanto físicos e intelectuales, así como nuestra juventud, las personas adultas y adultas mayores, es decir cada ser humano merece y tiene el derecho a gozar de una Seguridad Alimentaria que “existe cuando todas las personas tienen en todo momento acceso material y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias a fin de llevar una vida activa y sana”.  Declaración de Roma sobre la seguridad alimentaria Mundial. Roma, 13 de noviembre de 1996.

Sin embargo despertamos y no entendemos estas cifras, cómo explicamos que la tuberculosis (TB) en el Perú no ceda. Pese a que las estrategias puestas en marcha el año pasado lograron reducir la tasa de mortalidad de 105.2 a 101.3 casos por cada 100 mil habitantes, sin embargo seguimos siendo los segundos de América con la estadística más alta en la forma sensible del mal y los primeros con más casos de TB multidrogo resistente, es decir aquella que no responde al tratamiento con medicinas convencionales. (Valentina Alarcón, coordinadora de la Estrategia Sanitaria Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis.

Cómo explicamos que la pobreza en nuestro país alcanzó en el año 2011 un  27,8%,  esto significa que  existen 8 millones 300 mil personas que se encuentran en situación de pobreza, según documento "evolución de la pobreza 2007-2011" (INEI). Que en el año 2011, la pobreza extrema alcanzó un 6,3%, lo que significa que  existe un millón 900 mil personas en dicha condición. Si realizamos una simple suma los pobres y pobres extremos superan los 10 millones 200 mil personas en nuestro país, es decir un 34.1  %  aprox. (Fuente INEI ENAHO 2012)

Entonces se nos viene a la mente lo dicho por el Papa Francisco “Es un escándalo que todavía haya hambre y malnutrición en el mundo. No se trata sólo de responder a las emergencias inmediatas, sino de afrontar juntos, en todos los ámbitos, un problema que interpela nuestra conciencia personal y social, para lograr una solución justa y duradera.El hambre y la desnutrición nunca pueden ser consideradas un hecho normal al que hay que acostumbrarse, como si formara parte del sistema”. Papa Francisco (16 de octubre de 2013).

Por ello como iglesia promovemos la “Seguridad Alimentaria”, como Cáritas Chosica nos inspira el amor y la caridad.
“Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui extranjero, y me recibieron”.  Mateo 25:35