David Fischman Escrito por: Ing. Jorge Lafosse Quintana
Secretario General de Cáritas del Perú

 

La Responsabilidad Social en Cáritas del Perú

Cáritas del Perú es una organización de la Iglesia Católica que desde hace 58 años viene trabajando en la Promoción del Desarrollo Humano Integral de las poblaciones más pobres y excluidas de nuestro país, a través de la ejecución de diferentes programas y proyectos de desarrollo. Nuestras intervenciones están orientadas a mejorar las condiciones de vida de las familias y comunidades, contribuyendo al fortalecimiento de capacidades de sus pobladores, de forma que puedan participar activamente en los procesos de desarrollo local.

Cáritas del Perú para abordar el tema de la Responsabilidad Social (RS) se nutre de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia Católica, tales como la Solidaridad, el Bien Común, la Participación y la Subsidiaridad. Estos principios, así como la Opción preferencial por los pobres, la Justicia Social y el respeto a la Dignidad de la Persona Humana, están presentes en todas nuestras intervenciones que buscan la participación activa de la población como agentes promotores de su propio desarrollo y un mayor compromiso en los procesos de toma de decisiones y vigilancia ciudadana. Debemos indicar también que nuestra institución siempre ha contado con el aporte de voluntarios, todos ellos con una característica común: su fuerte compromiso social.

Creemos que la Responsabilidad Social se fundamenta en el comportamiento ético y transparente de las organizaciones y en los impactos que generan en la sociedad con sus intervenciones. Cáritas del Perú promueve la Responsabilidad Social en dos ámbitos: uno externo y otro interno. En el ámbito externo, a través de la ejecución de los programas y proyectos de desarrollo en las comunidades, que se implementan en asociación con organizaciones públicas y privadas y su participación en procesos de sensibilización e incidencia. En el ámbito interno mediante la evaluación permanente de sus actividades y procesos de mejora continua orientados a lograr una mayor eficacia y eficiencia en su gestión institucional.

Desde el año 2005, Cáritas del Perú comenzó a sistematizar y comunicar los resultados de su gestión bajo la óptica de la Responsabilidad Social, mediante la publicación de sus Balances Sociales elaborados bajo la metodología del Global Reporting Initiative (GRI) y el Pacto Mundial. A la fecha se han publicado 7 reportes y se viene trabajando en la elaboración del Balance Social 2013.

En el año 2011, el Directorio de Cáritas del Perú conformó el Comité de Responsabilidad Social integrado por representantes de diferentes Áreas de la organización con la finalidad animar y promover en la Red de Cáritas Diocesanas del país el proceso de gestión integral de la RS y lograr la sensibilización e involucramiento de todos sus colaboradores en el  tema.

Este Comité ha llevado adelante talleres de inducción en RS con la finalidad de animar e involucrar a los colaboradores en el proceso. Una de las iniciativas que surgió en dichos talleres fue la formación de equipos de trabajo multidisciplinarios llamados Círculos de Responsabilidad Social para buscar la mejora de nuestros procesos de gestión. Los temas seleccionados fueron: Desarrollo de Personas, Gestión del Conocimiento, Compras Responsables, Prácticas Ambientales y Alianzas Estratégicas. Es importante resaltar que la participación de los colaboradores en dichos círculos mejoró el clima laboral pues permitió que ellos se involucren en aspectos estratégicos de la institución y formulen propuestas concretas de mejora e iniciativas de cambio.

Entre las propuestas que surgieron de estos Círculos podemos mencionar: diseño y aplicación de encuestas sobre clima laboral, rediseño de las reuniones mensuales de colaboradores, revisión de los valores institucionales; revisión del proceso de compras, incorporación de criterios de RS en la selección de proveedores; mejoras al proceso de sistematización de experiencias; elaboración de fichas de evaluación del impacto ambiental de nuestras intervenciones; y actualización de los criterios de evaluación de las alianzas estratégicas institucionales.

Este proceso de mejora continua nos ha permitido consolidar nuestros modelos de intervención en salud y educación de las comunidades rurales basados en procesos participativos, así como el acompañamiento y fortalecimiento de cadenas productivas para asegurar su exitosa articulación a los mercados. Durante el año 2013 hemos trabajado en alianza con más de 100 organizaciones nacionales y extranjeras, ejecutando 45 proyectos de desarrollo orientados a proporcionar una vida más digna a las familias participantes y a seguir construyendo un Perú más justo y fraterno.

.