"Cáritas del Perú 60 años transformando vidas, respetando la dignidad de las personas"        
SALUD Y EDUCACIÓN CADENAS PRODUCTIVAS GESTIÓN DE RIESGOS
Y RECONSTRUCCIÓN
RESPONSABILIDAD SOCIAL
Y VOLUNTARIADO
CIUDADANÍA MEDIO AMBIENTE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL
 
   
NOTICIAS EN RED
   

Mensaje de Cáritas al finalizar la Campaña "Una sola familia humana, alimentos para todos"


Reconocimiento Caritas Alemania


El Adviento nos recuerda el don de la luz de Cristo, que  nos fue concedido para ayudarnos a prosperar y vivir en el Amor de Dios. Nosotros, como Cáritas, debemos hacer que la luz de Cristo, brille con fuerza en nuestros corazones. Estamos llamados a ser portadores de la luz, para alumbrarnos entre nosotros, aportando esperanza y optimismo en nuestra Institución y en nuestra sociedad.

Todavía vivimos en un mundo en el que el hambre y la carestía afectan a unos 795 millones de hermanos y hermanas en todo el mundo. El hambre en el mundo está claramente vinculado a causas humanas, daños medio ambientales, cambio climático, conflictos, consumo insostenible y sistemas económicos injustos.

La necesidad de contar con una fuente segura y fiable de alimentos es un tema reiterado en toda la Biblia. Dios se nos muestra como alguien que se preocupa profundamente por una necesidad primaria de su pueblo: alimentos para sobrevivir.

Los Evangelios nos enseñan cómo la alimentación es algo central en el ministerio de Jesús, que comparte los alimentos para construir relaciones con los demás. Las imágenes relacionadas con el pan están en el corazón de la fe cristiana, en el cuerpo y el alma, como en:

• Lucas 3, 10-14: Jesús nos enseña a compartir nuestros recursos con los necesitados.

“..El que tenga dos capas, que de una al que no tiene, y el que tenga de comer,
haga lo mismo”

• Lucas 4, 16-19: Jesús se refiere al jubileo, «año de gracia del Señor».

“.. El Espíritu del Señor está sobre mí.  Él me ha ungido para llevar buenas noticias a los pobres, para anunciar la libertad a los cautivos ya los ciegos que pronto van a ver, para poner en libertad a los oprimidos y proclamar el año de gracias del Señor.”

• Lucas 12, 16-21: Jesús enseña a la gente a no acaparar los recursos de la tierra solo para pocos.


“… Había un hombre rico, al que sus campos le habían producido mucho.  Pensaba: ¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mis cosechas.  Y se dijo: Haré lo siguiente: echaré abajo mis graneros y construiré otros más grandes, allí amontonaré todo mi trigo, todas mis reservas.  Entonces yo conmigo hablaré: Alma mía, tienes aquí muchas cosas guardadas para muchos años: descansa, come, bebe, pásalo bien. Pero Dios le dijo. “¡Pobre loco! Esta misma noche van a reclamar tu alma. ¿Quién se quedará con lo que has preparado?
Esto vale para toda persona que amontona para sí misma en vez de acumular para Dios.”

• Mateo 6, 9-13: Jesús nos enseña el Padrenuestro, con su preocupación por las personas han de obtener su pan  cada día ahora, así como la promesa del pan de la vida, en el cielo.


“Ustedes, pues, recen así:
Padre nuestro,
que estás en el Cielo,
Santificado sea tu Nombre,
venga a nosotros tu Reino,
hágase tu voluntad
así en la tierra como en el Cielo.
Dános hoy el pan de cada día,
y perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden
no nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal”



El viaje de María y José hasta Belén no fue fácil, pero juntos encontraron la fuerza para realizar el plan de Dios en sus vidas. Nuestro deseo para el cierre de la campaña “Una sola familia humana, Alimentos para todos”, que hemos realizado juntos desde diciembre de 2013, es que todos podamos darnos, unos a otros, la fuerza necesaria, para desarrollar las acciones que nos permitan eliminar el hambre en nuestra sociedad.

Con motivo de la conclusión de la campaña, oremos por nuestro trabajo, que quiere restaurar la dignidad y reactivar la esperanza en aquellos que sufren el hambre y la privación de alimentos.

Tener esperanza es confiar en la llegada de un nuevo mundo, donde el hambre, la pobreza, la privación y la desigualdad no tengan lugar y todas las cosas se puedan restaurar.

 

¿De qué manera nos ha cambiado esta campaña?

Sabiendo:

  • que el hambre en el mundo es causado por acciones humanas;
  • que el hambre se puede terminar, mediante relaciones justas y la acción colectiva a nivel nacional e internacional.



Sintiendo:

  • que Dios nos obliga a cuidar los bienes de la creación y las necesidades de los demás;
  • que cada uno de nosotros debe actuar para ayudar a garantizar que todas las comunidades, tengan seguridad alimentaria.



Actuando:

  • para proteger nuestro medio ambiente y ayudar a los demás, cercanos y lejanos, a tener alimentos  seguros y fiables;
  • incidir ante nuestras autoridades, por sistemas justos, así como planificación y  financiamiento adecuados, que garanticen la seguridad alimentaria de las comunidades vulnerables.


Fecha: 10/12/2015

 

Acerca de Cáritas

Servicios y Noticias

Enlaces de interés

icono  Quiénes somos

icono  Visión y Misión

icono  Qué hacemos

icono  Cómo lo hacemos

icono  Historial institucional
icono  Noticias en red

icono  Boletines

icono  Proyectos ejecutados

icono  Archivo
icono  Red de Cáritas Diocesanas

icono  Documentos de Iglesia

icono  Instituciones sostenibles

icono  Caritas Internationalis

icono  Cáritas América Latina y El Caribe

icono  Iniciativa contra la Desnutrición

Calle Omicrón 492 - Parque Internacional de Industria y Comercio – Callao – Perú • Teléfono: (511) 613-5200 • postmaster@caritas.org.pe
Cáritas del Perú © Todos los derechos reservados - Perú