Brigada ¡Gracias Causa! realiza acciones de limpieza y pintura en Parque Infantil de Iñapari, Puerto Maldonado

Como muestra de agradecimiento al país que los recibió, un grupo de personas venezolanas se juntaron con peruanos para llevar a cabo acciones de mejoramiento y rescate de los espacios públicos.

Tierra, escombros y basura fueron recogidos desde tempranas horas de la mañana por la brigada ¡Gracias Causa! quien se comprometió a limpiar, pintar y acondicionar el parque ubicado en el asentamiento humano “Nuevo Iñapari”. Como parte de sus acciones de solidaridad visitaron, una vez más, la zona fronteriza de Madre de Dios para embellecer la ciudad.

Los voluntarios, que forman parte del proyecto “Resilientes”, impulsado por Cáritas Madre de Dios con el apoyo ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, realizaron el mantenimiento de las áreas verdes y pintaron la infraestructura del parque, tribunas, juegos infantiles y arcos del centro deportivo. Esto beneficiará a la población local, en especial a los niños que llegan a diario a jugar y gozarán de un lugar más seguro.

“Es la segunda jornada que se realiza en el distrito de Iñapari, el año pasado ellos dieron mantenimiento a todo el malecón y ahora al Parque Infantil que tiene un polideportivo al cual se le ha dado reaparición y el pintado de sus tribunas”, mencionó Carol Jeri Pezo, coordinadora del proyecto.

Añadió que la brigada “Gracias Causa” viene realizando acciones en diversos puntos de Madre de Dios para apoyar a los migrantes. Entre las actividades que han desarrollado fue al inicio de las clases escolares, el corte de cabello gratuito para decenas de niños y adolescentes.

El gerente de Gestión Ambiental de la Municipalidad Provincial de Tahuamanu, Jesús Miguel Quispe Matamorro, agradeció el compromiso puesto en esta acción solidaria “Es muy significativo el aporte del voluntariado aquí en Iñapari. A pesar de ser un lugar pequeño, los venezolanos siempre están presentes brindándonos su apoyo, su granito de arena. Es importante hacer eco de eso e invitar a más personas a sumarse”, sostuvo.

Es importante mencionar que esta labor se efectuó en el marco del proyecto “Resilientes” impulsado por Cáritas Madre de Dios con el apoyo ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y contó con el respaldo de la Municipalidad Provincial de Tahuamanu.

Ayúdanos a seguir transformando vidas