Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Cáritas Lima compartió almuerzo solidario con ancianos del Rímac

En el marco de la Jornada Mundial de los Pobres, la Vicaría de la Pastoral Social y de la Dignidad Humana – Cáritas Lima, organizó un almuerzo solidario con 60 adultos mayores de pobreza extrema en el Rímac. El hecho tuvo lugar en la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y contó con la presencia de Monseñor Guillermo Cornejo, Obispo Auxiliar de Lima.

Después de un año de ausencia debido a la pandemia, la Arquidiócesis de Lima celebró la V Jornada Mundial de los Pobres con un almuerzo en el corazón del Rímac. En ese sentido, Jorge Herrera, Director General de Cáritas Lima recalcó que este tiempo de ausencia se hizo necesario para «visibilizarnos como hermanos y poder compartir un grato momento».

Antes de compartir el almuerzo, Monseñor Guillermo Cornejo dio una bendición especial e invocó a tener siempre presente a nuestros hermanos más vulnerables: «¡Qué lindo es poder compartir con ustedes! Hoy el Señor nos está llamando a acompañarlos, a quererlos y amarlos. Queremos recordarles, a través de este gesto sencillo, que no están solos, no están abandonados, nosotros estamos con ustedes», expresó el Obispo Auxiliar de Lima.

Por su parte, el Padre Guillermo Urquizo, párroco de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, agradeció esta iniciativa de Cáritas Lima que brinda una luz de esperanza a los ancianos de nuestra ciudad: «Gracias por hacernos llegar las donaciones. Este tipo de gestos son signos de amor de la presencia de Dios en nuestras vidas», afirmó.

Además del almuerzo ofrecido por Cáritas Lima, los 60 adultos mayores recibieron kits de útiles de aseo.