Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxit periculis ex, nihil expetendis in mei. Mei an pericula euripidis, hinc partem.

Blog

Cáritas del Perú / Institucional  / Diócesis de Chosica lamenta el sensible fallecimiento del Padre Jorge Álvarez-Calderón Ayulo

Diócesis de Chosica lamenta el sensible fallecimiento del Padre Jorge Álvarez-Calderón Ayulo

El Obispo de Chosica, Mons. Norberto Strotmann junto al Obispo Auxiliar de Chosica, Mons. Arturo Colgan enviaron un emotivo mensaje el 10 de julio, por la partida a la Casa del Padre del presbítero Jorge Álvarez-Calderón Ayulo, quien fuera el primer Responsable del Departamento Diocesano de Dignidad Humana, Asesor de Pastoral Social y Párroco en San Marcos dentro de la Diócesis de Chosica.

El mensaje dice lo siguiente:

Todos lo hemos conocido; todos lo hemos apreciado. Ha sido un sacerdote amable, un hombre con cariño y carisma con todos, un hombre con una opción clara por los pobres. Procedente de una familia ilustre, nunca ha insistido en su procedencia.

Presentar las estaciones de su vida iba a llevamos lejos. El P. Jorge ha sido miembro a la asociación sacerdotal del ‘Prado’. Ella editó hace algunos años una larga entrevista con Jorge sobre su vida. Creo que honramos a Jorge mejor, añadiendo este texto a nuestras líneas de despedida. Estoy seguro, muchos lo leerán.

Me parece bueno, que hace una semana he podido visitar a Jorge por su cumpleaños. Mons. Arturo – junto con el P. Edgardo – ha celebrado la Santa Misa en la casa de la Hermanas de Bedruna por sus 90 años, Misa muy frecuentada por Intenet.

Conmemoremos a nuestro querido hermano en las Eucaristías de este fin de semana, dando gracias por su vida sacerdotal y pidiendo al Señor, que Él sea la recompensa por su vida de discípulo.

En este momento se prepara su cremación. Lunes o martes (13 o 14 de julio) deben entregarnos sus restos. Allí nos ponemos de acuerdo con los párrocos de los lugares de su trabajo pastoral, porque el difunto ha pedido, que allí tengan la oportunidad para despedirse de él. Posiblemente el próximo sábado nos despediremos de él con una Santa Misa en el Seminario, dejando sus restos en la cripta.

Jorge, ¡que descanses en la paz del Señor!

El Padre Jorge, deja un gran legado para nuestra Iglesia y sociedad, un buen pastor con olor a oveja, su preocupación siempre por la dignidad de los pobres, por acompañar a los sacerdotes, se despojo de grandes cosas por servir a su pueblo. Que Dios lo tenga en su Gloria.