Más de 230,000 mil familias vulnerables reciben ayuda de Cáritas Callao durante la emergencia por Covid-19

Desde el inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria en el Perú, la diócesis chalaca y Cáritas Callao, como institución encargada de la obra y acción social de la Iglesia, pusieron en marcha un plan estratégico para hacer frente a la pandemia ocasionada por el nuevo coronavirus, que aún continúa afectando a nuestro país.

“Nuestro primer paso fue lanzar la Campaña “Denles Ustedes De Comer”, iniciativa enfocada en brindar asistencia alimentaria a las poblaciones más vulnerables del territorio chalaco. Desde esa primera línea de trabajo, hemos brindado diversos tipos de alimentos a miles de familias chalacas, a través de la entrega de la “Canasta de la Esperanza”, que son kits de alimentación que contienen arroz, azúcar, aceite, avena, lácteos, menestras, legumbres, conservas de atún, pollo, así como kits de limpieza y aseo personal”, explicó Karina Deza Padilla, Secretaria General de Cáritas Callao.

Cáritas Callao ha contado con el apoyo de diversas oficinas diocesanas, parroquias y Cáritas Parroquiales, que les ha permitido realizar un trabajo articulado para llegar a las familias más vulnerables.

“Hasta el momento Cáritas Callao ha atendido a más de 230,000 mil familias, entre las cuales han recibido más de 225,000 pollos, así como 3,500 “Canastas de la Esperanza” con alimentos, kits de limpieza y aseo personal. Hemos brindado ayuda a cerca de 50 comedores populares y ollas comunes de las zonas más pobres del Callao. Calculamos una ayuda de más de 700 toneladas”, afirmó la Secretaria General de Cáritas Callao.

Además, a través de la Pastoral de Salud presentaron la campaña “Conversa con tu hermano el médico”, un servicio gratuito ofrecido por un grupo de médicos profesionales de diversas especialidades para brindar consejería y orientación médica. A la fecha, han acogido las necesidades de más de 600 personas, no sólo en la Diócesis del Callao, sino también en otras  diócesis que albergan nuestro país.

El apoyo de la red de voluntarios de las más 60 Cáritas Parroquiales,  ha sido clave para el apoyo solidario: “sin ellos no hubiéramos podido cumplir con esta misión. Los voluntarios junto a los sacerdotes conocen la realidad de cada jurisdicción, lo que permite brindar la asistencia adecuada”, indicó Karina Deza.

Cabe mencionar que en cada acción solidaria realizada por Cáritas Callao, se ha tenido en cuenta los protocolos de seguridad propias de la emergencia, centrándose en el uso de mascarillas y el distanciamiento social, tanto para los sacerdotes y voluntarios como para la población beneficiada.

Cáritas corazón que ve

El equipo de trabajo de Cáritas Callao se puso en total disposición para apoyar durante la emergencia sanitaria por el Covid – 19, concentrándose en la recepción y despacho de donaciones, trabajando coordinadamente con sacerdotes y Cáritas Parroquiales para la distribución de la ayuda.

“Los colaboradores de Cáritas Callao desde el inicio de la emergencia dijeron ¨Si¨ de cara a un Jesucristo que se encuentra en medio de este tiempo, tenemos la certeza que el impacto es muy grande y positivo llevando la caridad que nos ha enseñado la Iglesia, aunque la ayuda es poca para toda la necesidad. Estamos enriquecidos pues este tiempo también es para nuestra conversión ya que hemos sido testigos de un Dios que provee y tiene el control”, afirma Karina Deza.

Solidaridad empresarial

El apoyo del sector privado ha sido clave para hacer frente a esta crisis,  podemos mencionar a algunas empresas que se han sumado al apoyo solidario: Redondos, Grupo Santa Elena, Técnica Avícola, Nestlé, Eurofarma, Grupo San Miguel Pet, San Fernando, entre otras.

Encuentro con el prójimo

La Secretaria General de Cáritas Callao, Karina Deza nos deja un mensaje de esperanza para continuar: “este tiempo es riquísimo para estar en medio de los que necesitan e ir al encuentro del otro, amar al otro, es un tiempo perfecto para el encuentro con Cristo que nos ama y espera por cada uno de nosotros, así que ánimo y dejémonos llevar por la solidaridad. Cuidemos a los más vulnerables: personas de tercera edad, enfermos y tomemos todas las medidas de prevención para evitar más contagios”, finalizó.

Ayúdanos a seguir transformando vidas